perperoglou

Espectacular primer partido de la serie por el título ACB gracias a un ritmo de juego altísimo y unos porcentajes de salón de la fama. Rara vez una final de baloncesto FIBA se va por encima de los cien puntos sin prórrogas, pero bienvenido sea.

Stratos Perperoglou puso la rúbrica a un tremendo espectáculo con una canasta sobre la bocina cuando parecía que el Madrid iba a robar el factor cancha.

El alero griego decidió in extremis un espectacular duelo que registró múltiples alternativas en el marcador.

Justin Doellman adelantó lo que estaba por venir con 5 triples en un primer tiempo en el que los dos equipos superaron el 50% de acierto en tiros de campo. El intercambio de golpes continuó en el segundo, con escasas ventajas rápidamente enjugadas por el contrario.

El Real Madrid entró mejor en el último cuarto con un parcial 2-9 (82-84), pero luego tuvo muchos problemas para parar el ataque culé y no pudo ampliar el hueco.

Con 98-95 a minuto y medio de la conclusión el equipo blanco logró un buen parcial para llegar a los 14 segundos finales por delante (98-99). Ayón taponó el intento de bandeja de Navarro pero no pudo atrapar el rechace, que se fue fuera –así lo decidieron los árbitros tras revisarlo con el instant replay–. El Barça sacó de fondo con 3 segundos y pudo hacer una jugada rápida culminada por Perperoglou que entraba desde el lado débil.