Lo intentaron, pero la dificultad de poner de acuerdo a miles de personas impidió que fuera perfecto. El maniquí challenge tuvo mucha aceptación en el Talking Stick Resort Arena.