Tras derrotar al Montakit Fuenlabrada y pasar a semifinales de la Copa del Rey Sergio Rodríguez comentaba que lo importante no es el resultado, sino las sensaciones del equipo. “Lo importante es estar bien, llegar bien al final porque son solo tres días muy duros y queríamos estar bien hoy”. El base canario estaba satisfecho con el rendimiento del equipo, destacando que han anotado todos los jugadores: “El equipo ha estado muy intenso, ha habido muchos jugadores de nuestra parte que han anotado y lo que indica que están bien de confianza”.

Sin tiempo para celebraciones, el ‘Chacho’ ya piensa en el partido de mañana contra Obradoiro o Baskonia. “Mañana va a ser un partido complicado sea contra quien sea. Lógicamente Baskonia es favorito, está haciendo una gran temporada, pero Obradoiro juega en casa y nunca se sabe”. Tras las eliminaciones de FC Barcelona y Valencia, a priori favoritos de esta Copa, Sergio Rodríguez no quiso hacer apuestas: “después de lo de ayer no voy a decir nada”.

Uno de los jugadores estrella de este Montakit Fuenlabrada, Marko Popovic no tuvo uno de sus mejores días en cancha. El peso anotador recayó sobre Álex Urtasun (22 puntos) e Ivan Paunic (27 puntos), que intentaron por todos los medios reducir la diferencia en el marcador.

No hemos hecho un gran partido hoy, lo siento por la afición que ha venido a vernos. Es verdad que la culpa también es del Madrid que hizo un buen cambio de defensa y cuando se pusieron 20 puntos arriba fue difícil volver a meternos en el partido”, explicaba Popovic.

Los atisbos de remontada del último cuarto quedaron en nada cuando el Madrid volvió a pisar el acelerador a golpe de triples. “Hemos llegado a ponernos a 12-14 puntos, faltaban seis minutos para el final, pero no lo hemos gestionado bien”, analizaba el jugador croata.

Sin embargo, el jugador del ‘Fuenla’ supo ver la parte positiva de la derrota. “Es una gran experiencia para los jóvenes del vestuario y espero que nos ayude en la segunda parte de la temporada”, concluyó.