San Antonio Spurs jugaba un partido muy importante ante otro de los conjuntos punteros en la Conferencia Oeste, Houston Rockets. En la sesión de tiro de la mañana estuvo ausente Gregg Popovich, quien no dudó a la hora de presentarse en el funeral por Craig Sager en el estado de Atlanta. Fue con el tiempo justo para compartir unos minutos con los familiares del periodista y poder regresar para estar presente en el Toyota Center para dirigir el partido.

Después de una batalla contra la leucemia, Sager falleció el pasado jueves a los 65 años. Fue un golpe duro para Popovich, pese a saber que era algo que podía suceder. Su cariño y relación con el reportero era conocida por todos y se mostró afectado en el día de su pérdida. Siempre que le tuvo frente a él en una entrevista a pie de campo se mostró jocoso y bromista, pero con un respeto tremendo.