El jugador letón de los New York Knicks se encargó de decantar la balanza frente a los Chicago Bulls con sus 27 puntos y en especial su actuación en el último cuarto (117-104). Kristaps Porzingis fue el máximo anotador del conjunto neoyorquino, seguido por Carmelo Anthony, con 25 tantos.