Frente a él estaba un gigantón como Hassan Whiteside, pero el pívot español no tuvo problemas para desarrollar su juego y aprovechar los minutos que le brindó Gregg Popovich. Pau Gasol acabó el partido ante Miami Heat con 20 puntos y 11 rebotes. ¡Magnífico!