Captura de pantalla 2016-09-01 a las 03.25.10

Hay muchas maneras de celebrar un éxito deportivo, la realidad es que cuando algo tan importante como una medalla de bronce se consigue, hay que ser fiel a lo prometido antes de comenzar el campeonato. El nuevo pívot de los Knicks, Willy Hernangómez está de vacaciones, pero no ha querido que pasara más tiempo para tatuarse los aros olímpicos en su costado derecho con la leyenda de Río 2016. Será una gran noticia para el baloncesto español que el costado izquierdo porte otros aros dentro de cuatro años. Para ello habrá que esperar, el que ya es una realidad es el que el propio jugador mostraba a través de su cuenta oficial de Snapchat.

Captura de pantalla 2016-09-01 a las 03.25.19