MercadoFichajesMontajeDurant

Con las Finales de Conferencia a punto de comenzar en la NBA, es inevitable empezar a hablar sobre un mercado de verano que promete ser histórico. Son múltiples las operaciones que podrían cerrarse, los cambios de camisetas, las nuevas plantillas que podrían quedar como aspirantes al anillo. Después de este inminente mercado, y con la entrada en vigor del nuevo contrato televisivo, el baile va a afectar a muchos nombres propios importantes de la liga, nada volverá a ser como antes.

Tres joyas para ser seducidas

De todos los jugadores que cambiarán de equipo, no todos gozan de una situación tan especial como ser dueños de su destino. Los que tienen la posibilidad de negociar desde cero todas las condiciones y cambiar de aires sin ninguna responsabilidad hacia su actual franquicia son los denominados agentes libres no restringidos. Estos no tienen ninguna obligación con su actual equipo y son libres de firmar allá donde quieran.

KevinDurantMama

De todos los pesos pesados que cuentan con esta condición hay uno que es la joya de la corona,Kevin Durant, el hombre que seguramente asegurará el mejor contrato de su trayectoria deportiva (hasta el momento). Por algo es la primera vez que en su carrera acude a la agencia libre.Oklahoma City querrá mantener su talento en los Thunder, harán todos sus esfuerzos, pero el silencio es tan enorme que ‘mosquea’ a los dirigentes de su actual franquicia. Son muchos los posibles destinos, desde vestirse la camiseta del equipo de su Washington natal, hasta saborear las mieles de un gran equipo histórico con ganas de volver a ser campeón como los Lakers, los Heat o los Knicks. No hay duda de que el hecho de haber avanzado recientemente hasta la final de la Conferencia Oeste eliminando a los Spurs ha aumentado las probabilidades de quedarse en el que ahora es su hogar, quizás sea el camino más corto para recuperar el galardón de MVP que ya ganó en 2014. Otro factor determina el futuro de Kevin Durant, la probabilidad de que tan solo firme un año más de contrato para esperar la decisión de su mejor socio, Russell Westbrook, quien pasará a ser agente libre en el próximo verano de 2017, puede que ambos se muevan ‘en pack’ para ser campeones.

Más allá de lo puramente deportivo, Kevin Durant funciona a las mil maravillas como marca propia y se convierte también en un reclamo exquisito para cualquier equipo que quiera potenciar su imagen y hacer dinero con la venta de camisetas. Si sacamos a Stephen Curry de la ecuación, en la venta de camisetas está en la zona más alta del ‘Star System’ y como branding personal ya ha despertado incluso el interés de revistas tan prestigiosas como Forbes.


Hassan Whiteside cuenta con unos números increíbles, doble-doble en puntos y rebotes por segunda temporada consecutiva y líder absoluto de tapones en toda la NBA. Después de varios años buscándose la vida en destinos exóticos supo resurgir y demostrar que es un pívot a tener en cuenta para un equipo que quiera estar en lo más alto. Su reciente lesión le aparta de la serie de Playoffs de Miami ante Toronto, así que quedará la duda de saber qué hubiera pasado con el gigantón en pista. Su ayuda en defensa es determinante, en potencia es el mejor ‘center’ de la liga. La apuesta en su talento desde los Heat cuando nadie lo quería podría ser un factor importante para que se decante por su actual equipo, todo dependerá de los cantos de sirena que lleguen a sus oídos.

MikeConleyLateral-500x500

En cuanto San Antonio Spurs cayó eliminado en las semifinales de la Conferencia Oeste comenzaron a surgir los primeros rumores sobre el futuro. A la incógnita de si continuarán o no Tim Duncan y Manu Ginobili, otros nombres propios comenzaban a relacionarse con la franquicia tejana que dirige Gregg Popovich. Mike Conleyes uno de ellos, y parece que su perfil encaja a la perfección con lo que quiere el técnico más laureado de los últimos años. Este curso se ha visto afectado por la lesión, pero en sus 56 partidos disputados ha logrado promediar 15.3 puntos con 6.1 asistencias. Un base solvente, de calidad, de garantías, ideal para salir desde el inicio o para ser el primer relevo continuista.

Cuando el timón lo portan otros

Existe otro tipo de jugador, aquel que se convierte en agente libre restringido, son quienes pueden recibir ofertas de otros equipos pero los actuales propietarios de los derechos sobre el jugador cuentan con tres días para igualar la propuesta económica y retenerles. En este caso encontramos hombres importantes como Andre Drummond (Detroit Pistons), Bradley Beal(Washington Wizards), Harrison Barnes (Golden State Warriors) y Jordan Clarkson (Los Angeles Lakers).

En estos cuatro hombres mencionados anteriormente, costaría trabajo pensar que sus actuales equipos vayan a dejarles escapar, pero no siempre las ofertas recibidas son igualarles por todas las franquicias. El tope salarial no debería ser un problema para ninguno de estos conjuntos y en lo deportivo son relevantes, los proyectos cobran en parte sentido por su presencia.

Aquellos que rompen sus cadenas

El tercer tipo de jugador con posibilidad de cambiar de aires es el que cuenta con su opción de liberar su contrato, es decir, unilateralmente toman la decisión de salir al mercado arriesgando un nuevo contrato que, si todo va normal, será mejor. Pero no existe garantía respecto a esto. En este grupo hay jugadores realmente importantes y capaces de cambiar el rumbo de un equipo como el propio Pau Gasol (Chicago Bulls), DeMar DeRozan (Toronto Raptors) o LeBron James(Cleveland Cavaliers). También rostros importantes y con un importante mercado como DwightHoward (Houston Rockets), Chandler Parsons (Dallas Mavericks) o Dirk Nowitzki (Dallas Mavericks).

Parece complicado que estos dos últimos jugadores de los Mavs vayan a cambiar a estas alturas de colores, su relación con Mark Cuban pesa más que el dinero que puedan conseguir lejos de Texas, además parece lo suficientemente atractivo para Nowitzki que el alemán complete toda su vida NBA en la misma franquicia.

LeBronJamesFrontal

En el resto de nombres el planteamiento cambia, todos ellos buscarán una mejora de contrato y podrían llegar a plantearse un cambio de aires. El caso más variable es el de Dwight Howard, su paso por los Rockets no ha terminado de satisfacer a quienes le firmaron, y las aspiraciones del pívot parece que son más ambiciosas que lo que Houston ha logrado en los últimos años. DeMar DeRozan y LeBron James huelen a continuidad, sus equipos cuentan con ellos como ejes centrales de sus proyectos deportivos y que además, en ambos casos, son exitosos. Puede ser que veamos a ambos cara a cara en la final de la Conferencia Este, lo que es seguro es que tanto los Raptors como los Cavaliers deben ‘rascarse el bolsillo’ para mantener a sus dos estrellas.

El caso de Pau Gasol es diferente, existe cierta decepción con los Bulls después de dos años en los que el equipo se ha quedado lejos de los objetivos. Ahora aparecen en el horizonte propuestas deportivas que fueron rechazadas hace dos años y que ahora hacen brillar más los ojos del pívot de San Boi. San Antonio parece un destino muy probable, y en caso de que no avance la gestión siempre quedará la posibilidad de que Chicago mantenga a su jugador más importante a cambio de una subida de ficha.

El próximo 23 de junio se celebrará el Draft 2016 de la NBA, será una fecha a tener en cuenta para la construcción de las nuevas plantillas, el paso previo en verano para comenzar a fabricar ofertas atractivas hacia todos esos jugadores que desean modificar su destino. Las cabezas pensantes que diseñan el futuro de las franquicias han comenzado a funcionar, las piezas están sobre la mesa, el puzzle por ser construido…