Sorpresón en el primer partido de la Copa del Rey 2016. El Bilbao Basket ha eliminado al Barcelona (72-73) en un final de locos en el que Ante Tomic ha fallado un tiro libre que podía haber forzado la prórroga y Justin Doellman perdió el balón para ganar el partido.

“Sabíamos que iba a ser un partido muy difícil. Hemos sabido aguantar el tirón del Barça en momentos concretos y eso nos hecho creer en nuestras posibilidades. La fe nos ha dado el triunfo, explica a EJDN Raúl López.

El buen trabajo del equipo vizcaíno estuvo a punto de irse al traste por una falta antideportiva de Slezas a Tomic a tres segundos del final con el Bilbao dos arriba. “Está claro que ha sido una falta dudosa. Pero bueno, antes habían pitado otra antideportiva a nuestro favor. Si los árbitros lo han visto así, habrá sido”, reconoce el base de Vic.

“El partido ha sido como ha sido. Teníamos la sensación de que estábamos jugando como queríamos nosotros. La única manera de ganar al Barça es ser agresivo y que no les salgan las cosas”, ha valorado por su parte Álex Mumbrú, autor de 12 puntos.

El Bilbao Basket disputará la primera semifinal del sábado contra el ganador del Valencia-Gran Canaria: “Toca tener la misma mentalidad. Afrontar el siguiente partido del mismo modo, porque va a ser mucho más complicado”, avisa López.