Comienza otra temporada para Raül López, pero en este caso la pretemporada no la está haciendo con el equipo sino en los despachos. Tras incorporarse al área deportiva del Bilbao Basket, el ‘mago de Vic’ tiene claro que su papel en el conjunto vasco ahora es “ayudar a Carles (Durán) en todo lo posible e intentar quitarle la máxima faena para que pueda estar pendiente del equipo“. El ex jugador puso especial énfasis en su nuevo rol dentro del club: “No estoy hecho para entrenar ni quiero entrenar“.

Tal y como contó en su primera aparición después de retirarse, continuar vinculado al Bilbao Basket “no ha sido fácil” porque “después de acabar de jugar es difícil tener claro lo que uno quiere“. Uno de los principales proyectos que Raül López se trae entre manos es con la cantera, pero para ello “necesitamos ayudas, pero ahora lo fundamental es que exista“.