Luka Doncic

Fue el gran protagonista del partido de la jornada en una tarde que pintaba muy mal para el Real Madrid. Un batallador Bilbao Basket, dirigido por un extraordinario Raúl López, le puso las cosas muy complicadas al equipo blanco, que contaba con las bajas de Rudy y Thompkins. Luka Doncic entró en la rotación tras quince días sin jugar un solo minuto, y vaya si lo aprovechó: 15 puntos y 4 asistencias para 22 de valoración.

El MVP del partido, además, regaló varios detalles espectaculares. En el segundo cuarto, un matazo a una mano ‘in traffic’, como dicen en Estados Unidos.

En los minutos calientes del último cuarto, canastón. Penetración, finta de pase, cambio de dirección y bandeja suave, suave. ¡De manual!

Y para poner el lazo a la victoria, a minuto y medio de la conclusión, triple tras paso atrás sobre la bocina de posesión.

Doncic no se explica, se disfruta.