El Gipuzkoa Basket anunciaba esta tarde en sus redes sociales que el equipo, ahora de LEB Oro, comenzaba sus entrenamientos de cara a la próxima temporada. Sin embargo, en las filas del conjunto vasco faltaba uno de los jugadores más carismáticos y apreciados, David Doblas. El pívot de 35 años rompió su silencio y explicó a los medios la razón por la que no podía entrenarse con sus compañeros.

Por respeto al GBC no he realizado ninguna declaración durante el verano. Tenía una opción de renovación y me he acogido a ella, hemos estado hablando en verano para llegar a un acuerdo pero no ha sido así. Estoy negociando una deuda que el club arrastra conmigo desde la temporada 2012-13 hasta ahora“, explicó el jugador a EITB. Obviamente la situación para el jugador no ha sido fácil tras acabar la temporada ya que no sabe dónde jugará la próxima campaña, porque tiene claro que quiere continuar dedicándose al baloncesto.

Mi intención no era venir hoy a intentar entrenar, quería haber resuelto todo antes. El gerente ha salido a comunicarme que no podía entrenar con el equipo y para mí es una situación desagradable“, subraya Doblas, que ante todo asegura que “no quiero perjudicar al GBC“. El interior también ha declarado haber hablado con alguno de sus compañeros, como Ricardo Úriz, aunque no quiere involucrarlos en el proceso. Después de once años en el conjunto vasco el jugador quiere que la situación se aclare porque quiere irse “con una sonrisa“.