Violet Palmer es historia viviente en la liga estadounidense pero ha decidido retirarse tras sufrir unas molestias en la rodilla, informa Howard Beck, de Bleacher Report. Además de ser la primera mujer que arbitró un partido oficial en la NBA, un Vancouver Grizzlies vs Dallas Mavericks el 31 de octubre de 1997, también fue pionera en hacerlo en un partido de playoffs en 2006 y en un All Star Game (2014). Palmer, de 52 años, ha estado 18 años ejerciendo como árbitro pero los problemas físicos han hecho que deba despedirse de las pistas con un total de 919 partidos arbitrados.

Aparte de abrir camino a otras mujeres en las grandes ligas estadounidenses, Palmer también se convirtió en un referente para el colectivo homosexual tras declarar abiertamente su condición sexual en 2014. Se casó con su novia, la peluquera y estilista Tanya Stine, también conocida por ser la ex mujer de Jason Williams.

No obstante, Palmer seguirá ligada al baloncesto ocupando un puesto dentro del departamento arbitral de la NBA. Tras su despedida, Lauren Holtkamp, que ha dirigido 115 partidos, se queda como única árbitro en la liga norteamericana de baloncesto.