Todos los atletas olímpicos de Serbia que lograron una medalla en Río 2016 fueron recibidos en Belgrado por 20.000 aficionados que alentaron y ovacionaron sus éxitos. Entre los triunfadores había una mención especial para los chicos de baloncesto, que dirigidos por Sasha Djordjevic alcanzaron la final y se llevaron la medalla de plata, siendo esta la segunda final que disputan ante el Team USA después de la de 2014 en la Copa del Mundo celebrada en España.