Esta segunda oportunidad que Sergio Rodríguez se ha dado con la NBA pilló por sorpresa a aficionados, prensa e incluso a algunos de sus ex compañeros de equipo. No obstante, el jugador canario está presentando sus mejores argumentos en la pretemporada para contar con minutos en la mejor liga de baloncesto, donde está claro que puede hacerse un hueco. El base concedió una entrevista a ‘The Inquirer‘ en la que precisamente puntualiza que “cuando vine por primera vez tenía 20 años, ahora tengo 30. Han cambiado muchas cosas en mi vida, no solo respecto al baloncesto, ahora tengo una familia, una mujer, una hija. La experiencia que tengo ahora es diferente a la que tenía en 2006“.

Por el momento el ‘Chacho’ está demostrando con creces que los Philadelphia 76ers no se equivocaron con él. “Esta vez, con mi edad, sentía que necesitaba otra oportunidad aquí en la NBA“, declaró Rodríguez, que firmó un contrato por una temporada a razón de 8 millones de dólares. El base canario jugó en los Portland Trail Blazers, en los Sacramento Kings y por último en los New York Knicks antes de volver a Europa de la mano del Real Madrid.