Vaya noche para el Real Madrid. Récord de valoración (179), asistencias (35) y sexta mayor anotación (129) de la ACB. Motivos de sobra para que sus jugadores salieran del Palacio de los Deportes con una sonrisa de oreja a oreja. Especialmente Sergio Rodríguez, quien también ha inscrito su nombre en la historia de la liga al repartir 19 asistencias; una más que la anterior mejor marca que correspondía a Quim Costa (temporada 1990/91).

“Nos ha salido todo redondo desde el principio. Batir récords es algo que siempre tienes en mente. Tengo la suerte de jugar con grandes tiradores. Es verdad que lo he hecho en relativamente poco tiempo, así que eso le da todavía más valor, declaraba el Chacho tras el partido.

El base canario dio 4 asistencias en el primer periodo, 10 en el tercero y 5 en el cuarto; la última, para un triple de Nocioni cuando los dos equipos estaban casi saludándose. “Pido disculpas al Fuenlabrada por ese último tiro, pero esto era un caso especial. El récord valía la pena; es un gran logro para Sergio”, explicó por su parte el Chapu.

A mí me encanta dar asistencias. Toda la vida me ha encantado encontrar a mis compañeros. Pero la asistencia es cosa de dos. Hoy se ha demostrado; muchas han sido para triples”, señala Rodríguez.

El Chacho terminó el tercer cuarto con 14 asistencias. Con el partido resuelto había poco motivos para que siguiera jugando, pero su entrenador le devolvió a la pista para que pudiera aumentar esa cifra. “Sabía que me quedaba una para igualar el récord del Real Madrid que tenía Pablo Laso [15 en la temporada 1999/2000]. Él tuvo el detalle de sacarme los últimos cinco minutos cuando el partido estaba roto y no había mucha defensa por parte de ningún equipo”.

Sergio rebasó la cifra de su entrenador y siguió sumando hasta las 19. De todas ellas se queda “con la 16ª para el mate de Lima. Con esa he batido el récord del Madrid y era lo que quería. Las siguientes no las esperaba”.

“Me alegro mucho por el Chacho”, declaró su entrenador en rueda de prensa. “Bate un récord de hace muchos años que tenía Quim Costa y bate el récord del club, que lo tenía otro jugador con 15 y que no ha sido muy listo porque lo podría haber evitado. Es más, ese jugador se siente orgulloso de que sea ahora el Chacho quien mantiene ese récord”.