¡Qué sangre fría demostró Sergio Rodríguez al final del partido anotando los dos tiros libres que pusieron definitivamente a España por delante y sumando once puntos en el último parcial! La preparación del día a día era la clave para el canario a la hora de no haber fallado en un momento tan crucial: “Me he imaginado con mi entrenador, he estado en el Real Madrid entrenándolo todos los dí­as. Yo tení­a la confianza, luego puede entrar o no. Lo que he hecho durante años de quedarme a tirar ha valido la pena sólo por esto”.

Posible adiós a la Selección de José Calderón, Pau Gasol, Felipe Reyes, Juan Carlos Navarro… todos compañeros durante muchos años del Chacho: “Una generación de oro, tengo la suerte de haber enganchado a esta gente que es muy competitiva y lo ha ganado todo. Es un orgullo representar a España y ganar tantas medallas”.

El partido por el bronce ante Australia fue una montaña rusa de emociones para todos, por supuesto, también para los jugadores: “En el primer cuarto tení­amos mejores sensaciones pero ha sido complicado. No iba a ser fácil porque ellos venían de un partido muy malo y eso es peor, vienen con otra actitud”.

Es un bronce, pudo ser algo más, pero el valor de esta medalla resume la capacidad de superación de este equipo: “Sabe a mucho, todos vení­amos a ganar el oro, como cada año, por el equipo que tenemos y por lo que hemos ganado. Lo máximo a lo que podíamos aspirar hoy era el bronce y lo hemos logrado”.