Después de batir el récord de victorias los Chicago Bulls (1995/96) y sentar una nueva marca con 73-9, Steve Kerr se dio por satisfecho y avisó a la afición en abril que la próxima temporada no esperaran una gesta similar. Stephen Curry, de gira por China con Under Armour, ha querido rescatar estas palabras de su entrenador y afirma que ganar otro anillo es ahora la prioridad.

Conseguir 74 victorias no es el objetivo, si ocurre está bien, pero vamos a centrar nuestra energía en prepararnos para pelear por el campeonato. Queremos hacer una buena temporada regular, está claro, no queremos tener tropiezos. Sin embargo, creo que marcarnos como objetivo conseguir 74 victorias no es bueno“, explicó el base a los medios.

Es más, ni siquiera los medios especializados como ESPN les auguran tantos triunfos como la temporada pasada. Teniendo en cuenta varios parámetros realizaron una aproximación del número de victorias que lograría cada equipo y los Warriors se quedan en un 67-15. Eso sí, los de la Bahía son favoritos a conseguir el título después de reforzar su plantilla con Kevin Durant.