Con un arranque de partido como el que tuvo Golden State Warriors en Utah, no necesitaban canastas de este tipo, pero la técnica depurada de Stephen Curry en el tiro no siempre aparece, también es capaz de anotar con cierta habilidad circense.