stimac

Se barajaron varias opciones y no ha sido hasta última hora cuando el club ha anunciado su fichaje, pero Vladimir Stimac ya es oficialmente un ‘demente’. El nuevo pívot del Movistar Estudiantes (2.11) vuelve a la Liga Endesa después de haber probado sus canchas en la temporada 2013/14 de la mano del Unicaja. Durante la presentación de las plantillas –tanto masculina como femenina–, el club colegial aprovechó para presentar la última pieza en el puzle de Diego Ocampo.

El jugador serbio llegó el sábado por la noche a Madrid y el domingo por la mañana ya estuvo entrenando con sus compañeros. Juancho Hernangómez, uno de los más jóvenes del equipo, bromeaba durante el acto diciendo que “lleva un día y parece que lleva un año. [En el entrenamiento] estuvo haciendo bromas y todo”. Por su parte Stimac reconoció a EJDN que el primer día de entrenamiento “fue bien, pero también duro”.

Aunque solo lleva un par de días en Madrid, Stimac nos confesó que se siente a gusto en la capital. “Llevo fuera de casa desde que tenía 17 años, así que para mí no es problema viajar y adaptarme a otras ciudades” cuenta. Además, el pívot nos confesó uno de los motivos que le empujó a firmar por el ‘Estu’: “Quería jugar en la ACB, en mi opinión es la mejor liga de Europa y para mí era importante volver”.

El jugador colegial hizo un breve repaso de su carrera, poniendo énfasis en todos los entrenadores para los que ha jugado. Stimac rememoró aquellos que más le habían marcado durante su carrera como Svetislav Pesic, Dusan Ivkovic o Joan Plaza, quién “además también es mi amigo” puntualiza. “He aprendido de todos un poco porque cada uno te enseña algo y espero aprender mucho de Diego Ocampo”, añade.

No obstante, Sasha Djordjevic tiene un puesto privilegiado en el ránking del pívot y no solo por haber conseguido con él la plata en el mundial de 2014 celebrado en España. “Djordjevic sabe cómo hablar con los jugadores, sabe manejar al equipo. Para nosotros es más como un amigo que como un entrenador. Por supuesto que le tenemos respeto pero es muy cercano” apunta el serbio. Este año Stimac fue uno de los descartes antes del EuroBasket. Sin embargo, el jugador espera volver a trabajar con Djordjevic. “Sasha nos ayuda mucho. Con él aprendes a jugar en equipo y todo el mundo quiere estar bajo sus órdenes, incluido yo”, apunta.