Durante los Juegos Olímpicos Milos Teodosic, plata con la selección de Serbia, volvió a mostrar al mundo sus habilidades con el balón y su capacidad de liderazgo. El base serbio, que promedió 12.1 puntos y 5.4 asistencias por partido, se ganó los halagos de jugadores y entrenadores, entre ellos Mike Krzyzewski.

Como es lógico, después de la cita olímpica los rumores sobre su partida a la NBA se han disparado pese a tener todavía un año de contrato con el CSKA de Moscú. Es más, su representante hizo público que los Memphis Grizzlies habían hecho una oferta por él en 2013 a razón de 5 millones por temporada.

Ahora el propio jugador se ha pronunciado en el diario “Sportski Zurnal” sobre su futuro y asegura sentirse muy a gusto en el club ruso. “Tengo otro año de contrato con el CSKA y esta temporada no voy a pensar en la NBA“, explicó. Eso sí, tampoco le cerró la puerta a la NBA: “Siempre he pensado cómo sería ir allí, sentir el baloncesto de manera diferente ya que es muy distinto de como se vive en Europa“. Teodosic concluyó su entrevista con un: “Cuando llegue el momento, hablaremos“.