Ganaban los Spurs por dos puntos (86-84) a falta de casi 5.6 segundos para el final, pelota para los Celtics con una sola opción: anotar o perder. El hombre que asumió la responsabilidad fue Terry Rozier, decidió lanzar de tres y anotó. Canastón casi sobre la bocina para hacer ruido en esta Summer League de Utah, que es de lo que se trata. Elegido en el número 16 del pasado Draft de 2015, ha completado toda la temporada pasada en el equipo de la D-League de los Celtics, los Maine Red Claws.

Una de las consignas que ha recibido de su entrenador en estas ligas de verano ha sido que asuma más lanzamientos, lo ha entendido a la perfección y ya demuestra que pueden pasar por sus manos también bolas calientes.