Tras un inicio de temporada prometedor, con el paso de las semanas Trey Thompkins fue cayendo en el olvido en la profunda rotación de pívots del Real Madrid. El antiguo jugador del Nizhny Novgorod no disputó un solo minuto en la serie de cuartos de final de la Euroliga contra el Fenerbahçe y solo 90 en todo el Top 16, pero este fin de semana ha regresado del ostracismo con una extraordinaria actuación en el Palau Blaugrana: 25 puntos, 7 rebotes y 4 de 6 en triples. Thompkins se reivindica en un final de temporada en el que el Real Madrid va a necesitar un nuevo impulso para conquistar el único objetivo que le queda: la Liga ACB.