El Laboral Kutxa lo tuvo a su alcance pero en el último momento la final se escapó para irse con el Real Madrid. “Después de una derrota estás dolido, pero mañana es un día nuevo y nos levantaremos con nuevos ánimos”, decía Velimir Perasovic intentando pasar página lo más rápido posible.

Los jugadores del conjunto vasco coinciden en que esta derrota les ha dejado tocados pero se repondrán. “Hemos hecho un buen torneo pero fallamos en los últimos dos minutos y perdimos el partido buscando tiros difíciles en vez de jugar en equipo”, valoró Kim Tillie.

Así lo corroboró su compañero Fabien Causeur: “En los últimos tres minutos tuvimos tiros forzados y defensas clave que no hemos hecho bien. Un equipo como el Real Madrid eso no lo perdona”.

El técnico del Baskonia se centró en destacar los aspectos positivos de su equipo, como el carácter de lucha y de superación que les ha hecho llegar hasta semifinales. Esa actitud la defendió también Causeur en rueda de prensa: “teníamos ambición, pero el equipo lo ha hecho bastante bien y la temporada no está terminada, nos quedan muchas cosas“.