Tras una larga temporada, llegan los playoff y, después de eso, las Finales; y las ideas para motivar a un equipo para ganar pueden agotarse. Aunque eso parece no ser problema para Tyronn Lue, que puso en práctica una vieja artimaña que en su día utilizó Doc Rivers: esconder dinero de sus propios jugadores. No cabe duda de que este truco surtió efecto rápidamente, así lo aseguró el técnico de los Cleveland Cavaliers en el media day del equipo.

Después del quinto partido, cuando los Cavs consiguieron superar el 3-1, Lue decidió requisar 100 dólares a cada jugador, cada entrenador e incluso al propietario de la franquicia, informa Will Burge de Fox Sports Ohio. A continuación escondió el botín en el techo del despacho de los técnicos en el Oracle Arena, no sin antes prometerles a sus jugadores que se lo devolvería después del séptimo partido.

Como por arte de magia los Cavs ganaron los dos encuentros siguientes, acabando con la sequía de títulos en Cleveland. Lue cuenta que tras ganar el título los jugadores entraron gritando en el vestuario y lo primero que le preguntaron fue: “¿¡Dónde está mi dinero!?“. Por su puesto el técnico de los Cavaliers no faltó a su palabra, sacó el dinero de su escondite y se lo devolvió a todos. La finalidad de esto era demostrarles a sus jugadores la confianza que tenía en ellos y en que lograrían conseguir el título.

Aunque el pionero en poner en práctica esta técnica que quizá se extienda este año en la NBA fue Doc Rivers cuando siendo técnico de los Boston Celtics en la campaña 2019/10 escondió dinero de sus jugadores en el Staples Center. Sin embargo, en aquella ocasión no le funcionó tan bien como a Tyronn Lue, ya que perdieron en las Finales por 4-3 contra Los Angeles Lakers de Phil Jackson.