Minnesota Timberwolves se impuso a Los Angeles Clippers gracias a la gran actuación de Karl-Anthony Towns, el pívot anotó 29 puntos y capturó 14 rebotes, pero además logró alcanzar sus 3.000 puntos históricos en la NBA.