La fiebre por ver a los Warriors en el Oracle Arena en esta próxima temporada 2016/2017 está llegando ya a niveles preocupantes, la demanda de entradas es tal que la franquicia ha desarrollado nuevas fórmulas para tratar de satisfacer a los aficionados. La llegada de Kevin Durant unida a la constelación de estrellas que ya estaban a las órdenes de Steve Kerr han ocasionado que todos los abonos de temporada se hayan agotado, las pantallas de las taquillas reflejan un claro ‘sold out’. La demanda ha crecido tanto que podríamos cambiar el famoso refrán: ‘quien tiene una entrada, tiene un tesoro’.

El Oracle Arena puede llenarse en los 41 partidos

La preocupación de Golden State está ahora en tratar de garantizar un lleno absoluto del pabellón en cada partido de este curso. En esa estrategia cuentan con dos vías, por un lado ampliar la venta de abonos, superando así las cifras históricas de la organización en este sentido. Por otro, asegurarse la venta de entradas individuales de cada encuentro, así como los paquetes de media temporada o postemporada.

PrioritySeasonTicketsWaitListWarriors

Con esta intención han creado una lista de espera prioritaria. Para inscribirse, los aficionados interesados deben abonar 100 dólares por asiento pretendido, que se descontarían del precio final de la compra (no esperan que haya ni una sola entrada en todo el año más barata de ese precio). Estar en esa privilegiada lista otorga prioridad a la hora de adquirir entradas individuales para partidos de liga regular o Playoffs, también para lotes de encuentros (es habitual que los equipos NBA vendan tickets para varios partidos en momentos como las vacaciones, la navidad o los Playoffs).

Entre otros beneficios están descuentos en merchandising del equipo, acceso prioritario en posibles compras de entradas VIP o una situación especial cuando salgan los primeros abonos a la venta para el nuevo pabellón, el San Francisco Arena.

Analizados los números, las posibilidades de adquirir uno de estos puestos de privilegio a cambio de 100 dólares no garantizan nada, y es que incluso la franquicia ha filtrado en medios locales que las inscripciones para estas listas de espera prioritaria están también desbordándose. El Oracle Arena cuenta con 19.596 localidades, la media del precio de las entradas en el pasado curso era de 77 dólares, un valor que quedará obsoleto desde ahora, no parece que vaya a encontrarse nada por debajo de los 100 dólares, aunque habrá que esperar a que se abra el marketplace para entradas sueltas para partidos.

Una tendencia previsible

TheSplashEffect2015

Que los Warriors coticen al alza no es algo novedoso, durante la temporada 2014/2015 en la que quedaron campeones de la NBA, se realizó un estudio sobre los partidos que Golden State jugaba fuera de casa, de modo que los equipos locales se beneficiaban del boom mediático de Stephen Curry y Klay Thompson en aquel momento. La diferencia del precio medio respecto al que se pagaba cuando ellos llegaban era abismal, en ocasiones llegaba a triplicar dicho valor.

Si echamos un vistazo a la progresión del precio de las entradas en el Oracle Arena durante las últimas diez temporadas se aprecia una subida lógica con el paso de los años, algo que sucedió también en el caso de otras franquicias por el propio valor del producto, pero podemos observar un incremento muy pronunciado desde que se proclamaron campeones en junio de 2015. El valor de las entradas en el año 2006 era aproximadamente de 26 dólares, tres veces menos que lo que pagaron los aficionados que gastaron su dinero en 2016.

PromedioPrecioEntradasWarriors

¿Cómo encontrar una ganga?

La fiebre por ver jugar a este equipo es tal que incluso la prestigiosa revista Forbes publicaba esta semana un artículo sobre cómo encontrar ‘gangas’ para ver en acción a los Warriors… las soluciones no parecen del todo estimulantes.

En la búsqueda de buenos precioso una entrada se descarta directamente el inicio de temporada regular, y es que en los primeros cinco encuentros de los de Kerr pasarán por la pista equipos como San Antonio Spurs, Portland Trail Blazers o Oklahoma City Thunder. Otro momento en el que no valdrá la pena buscar entradas será en navidad, porque el día 25 de diciembre se volverán a ver las caras Golden State y Cleveland en el Oracle Arena, ¿se imaginan cuánto se podría pagar? La otra fecha para privilegiados es el 16 de enero de 2017, el día de Martin Luther King, en esa ocasión el rival volverá a ser LeBron James.

Captura de pantalla 2016-08-15 a las 02.41.24

Con este panorama, los analistas de Forbes sólo encuentran tres momentos del año en los que se podrían encontrar buenos precios. El primero de ellos lleva implícito un desembolso en desplazamiento y se refiere a los partidos fuera de casa. Quizás un vuelo económico y unas entradas puedan estar por debajo de los 200 dólares. La segunda opción para disfrutar de Curry y Durant juntos es aprovechar la pretemporada del mes de octubre, hay dos partidos programados ante los Lakers en Las Vegas y San Diego que actualmente ofrecen tickets por debajo de 50 dólares.

Para la última posibilidad hay que depender también de que los otros dos grandes equipos de la ciudad del Golden Gate completen una buena temporada. Todos a animar a los San Francisco Giants de la Liga Nacional de béisbol y a los Oakland Raiders de la NFL. Que estos conjuntos jueguen partidos relevantes en la lucha por el título permitiría que en esas semanas el interés por los Warriors tuviera competencia y los precios pudieran bajar.

El equipo más televisado 

El interés por ver a este ‘Dream Team’ se ha disparado incluso en televisión, los tres principales operadores de televisión que brindan la señal de los partidos para todo el país han escogido el máximo de elecciones que pueden hacer para Golden State: ABC (5), ESPN (13) y TNT (10). A esto hay que unirle los nueve encuentros que emitirá NBATV, la otra televisión con derechos. En total son 28 partidos para todo Estados Unidos y 37 si lo sumamos a los suscriptores del canal oficial.