El baloncesto está cambiando mucho. La manera de jugar no es la de antaño, el físico se va imponiendo cada día más, los calendarios cada temporada vienen más cargados, y los grandes talentos españoles emigran a ligas mejores. Lo que antes era casi un milagro ahora es algo relativamente normal. Cuando Fernando Martín probó suerte en la mejor liga del mundo allá por 1986 se convirtió en pionero, era algo así como nuestro particular hombre en la luna, llegando a disputar escasos minutos entre los mejores del planeta. Pese al fracaso de no contar con protagonismo en sus Blazers, se consideró un éxito por los especialistas y el público en general, aunque años después quedó pequeño al lado de los grandes logros de Pau Gasol.

Ya no es una quimera que un jugador nacido en suelo español acabe jugando en la NBA, de hecho este año se bate el récord con diez participantes en diferentes franquicias norteamericanas, ocho de ellos nacidos en suelo español y dos nacionalizados. A los Gasol se unen este año otros dos hermanos, los Hernangómez, son Juancho y Willy. Dos bases experimentados como José Manuel Calderón y Ricky Rubio acogen ahora a un amigo que prueba de nuevo suerte como Sergio Rodríguez. Debutando en el país de las barras y estrellas está también Alex Abrines. Ocho jugadores en total nacidos en España, a los que se deben unir dos hombres más como Serge Ibaka y Nikola Mirotic, ambos internacionales absolutos con España.

 

JUGADORES SELECCIONABLES EN LA NBA

NACIDOS EN TERRITORIO ESPAÑOL

JUGADORES SELECCIONABLES EN LA EUROLIGA

NACIDOS EN TERRITORIO ESPAÑOL

Mientras cruzar el charco se convierte en algo ‘más accesible’ con el paso de los años, en Europa el basket de élite es cada día más cerrado, más elitista, pocos tienen el honor de disputar la Euroliga. Concretamente, con este nuevo formato que recién comienza en la máxima competición del viejo continente, el número de equipos españoles se ha reducido de cuatro a tres, con la particularidad de que son los tres que menos jugadores nacionales tienen en sus plantillas. De este modo el Real Madrid cuenta con cuatro hombres nacidos en suelo español, el FC Barcelona con tres y el Baskonia con ninguno. Eleva la cifra hasta ocho nacionales Quino Colom, quien tuvo que hacer las maletas y disputa esta nueva Euroliga con el Kazán ruso.

De este modo, en pleno año 2016 encontramos que el producto español en baloncesto está aportando más a una liga tradicionalmente más inaccesible, lo cual es bueno y significa mejora en la calidad de nuestros jugadores, pero al mismo tiempo, lo que se queda en casa no sirve para tratar de conquistar la Euroliga. Son plantillas repletas de foráneos y que apuestan en sus canteras por el talento nacido fuera de la frontera. Resulta llamativo que siendo España el segundo estado con mayor representación con tres equipos (por delante está Turquía con cuatro), haya hasta siete países con más jugadores participando: Turquía (24), Grecia (22), Serbia (20), Rusia (17), Alemania (12), Lituania (12) e Italia (10).

 

JUGADORES SELECCIONABLES EN LA NBA

BASES: José Manuel Calderón, Ricky Rubio y Sergio Rodríguez.

EXTERIORES: Alex Abrines y Juancho Hernangómez.

INTERIORES: Pau Gasol, Marc Gasol, Willy Hernangómez, Serge Ibaka y Nikola Mirotic.

JUGADORES SELECCIONABLES EN LA EUROLIGA

BASES: Sergio Llull, Pau Ribas y Quino Colom.

EXTERIORES: Rudy Fernández y Juan Carlos Navarro.

INTERIORES: Felipe Reyes, Alex Suárez, Ilimane Diop y Víctor Claver.

Pero si vamos un poco más allá de los nombres y nos fijamos en el rendimiento y la validez que estos jugadores tienen para sus respectivos entrenadores, observamos un detalle importante: son mucho más relevantes para sus equipos los que juegan en la NBA que quienes lo hacen en la Euroliga. Hay diversos puntos por los que podemos llegar a esta conclusión. La primera es la titularidad, en Estados Unidos hay cuatro de los ocho que arrancan (a priori) el curso en sus quintetos titulares: Pau y Marc Gasol, Ricky Rubio y Sergio Rodríguez (beneficiado por la lesión de Ben Simmons). Si nos fijamos en los equipos de Euroliga, tan solo Rudy Fernández, Sergio Llull y Víctor Claver aparecen desde el inicio (según los quintetos de la primera jornada). El resultado es un cuatro contra tres.

 

También vale la pena analizar en qué condiciones están estos jugadores españoles de las plantillas de Euroliga, y es que el caso de Alex Suárez no entró en la lista de doce para jugar ante Olympiacos en el debut continental, al igual que no ha disputado ni un solo minuto tampoco en la Liga ACB. Es evidente que no cuenta, al menos hasta el momento, para Pablo Laso, pero su condición de español permite cubrir un cupo al Real Madrid.

Parece un chiste, pero es la realidad, hoy por hoy España cuenta con diez jugadores seleccionables en la NBA y con ocho en la Euroliga (aquí añadimos a Ilimane Diop, de Baskonia, nacido en Senegal pero con pasaporte español por méritos). Sergio Scariolo haría mejor trasladando su domicilio a los Estados Unidos para poder ver en vivo a los futuros integrantes del equipo nacional.