La selección de Serbia jugará la final olímpica ante Estados Unidos y asegura la medalla de plata después de imponerse 61-87 a Australia en un partido que sólo tuvo un equipo sobre el parquet. Los chicos de Sasha Djordjevic marcaron una intensidad defensiva de salida que sacó por completo del partido a los australianos, dejándoles ya antes del descanso sin opciones morales de remontada. Se repite así la final de la pasada Copa del Mundo 2014 en estos Juegos Olímpicos de Río. En Madrid los balcánicos no tuvieron ninguna opción de vencer, pero en Brasil ya dejaron claro en la primera fase que son capaces de competir contra el Team USA al perder de tan solo tres puntos.