Sergio Valdeolmillos ha sido presentado oficialmente como entrenador del Estudiantes este mediodía. El técnico granadino, que ya dirigió a su equipo el pasado domingo, ha incidido en que la primera clave para obtener la salvación es recuperar la confianza: No creo que a los jugadores se les haya olvidado jugar al baloncesto. Tenemos un problema de autoestima. Esto es una cuestión del día a día, de ir creando química. La necesitamos para salir de esta situación. Somos una de las peores defensas de la liga. Cuando hay desconfianza nadie le cubre las espaldas al otro. Esto no es tanto problema de eficiencia, como de concentración y química”.

El ex de Granada y Breogán reconoció que el club está sondeando el mercado para reforzar las posiciones de alero y pívot, pero avisa que no ficharán por fichar y que en el mercado no es fácil encontrar ‘salvadores’ o referencias. “No se trata de mirar para arriba a ver si viene alguien que nos resucite o cambie. Los que estamos tenemos que ser capaces de gestionar mejor el tema anímico y de confianza, y evidentemente seguir trabajando el tema táctico. En estos cuatro meses no va a venir nadie que vaya a ser el actor principal para que se Estudiantes se salve”.

Valdeolmillos apuesta por una mezcla de veteranía y juventud para sacar al Estu del atolladero, “pero que en el momento de la verdad el timón del barco sepa dónde ir”. También apunta que reducirá la rotación a los ocho o nueve jugadores con más confianza.

Junto al técnico granadino estaba el presidente del Estudiantes Fernando Galindo, quien confirmó que su llegada es producto de la necesidad. “Es imprescindible que el equipo permanezca en la ACB para mantener todo lo demás: la cantera, la labor social, etc.”

Galindo anunció que cuando acabe la temporada, independientemente de los resultados, toda la directiva pondrá sus cargos a disposición de los aficionados en una Asamblea. “Con este anuncio lo que queremos es que no haya ningún partido más en casa el equipo se resienta porque la gente grite ‘Directiva dimisión’. Lo que buscamos con ello y pedimos es la incondicionalidad de la afición con el equipo”.