Los New York Knicks se estrenaron con derrota frente a los Houston Rockets en el Toyota Center por 130-103. Pese a no ganar, Willy Hernangómez aportó 4 puntos, 3 rebotes y una asistencia en 16 minutos sobre el parqué y se mostró “muy contento por jugar mi primer partido, aunque es una pena que no haya sido una victoria“. “He jugado bastantes minutos, me han dado mucha confianza y ahora todo el mundo para ser el primer partido me está felicitando“, comentó el jugador español. Eso sí, también reconoció en declaraciones a la Agencia EFE que todavía le quedan muchas cosas por mejorar.

Aunque es nuevo y su dominio del inglés es a veces insuficiente, Willy asegura llevarse bien con todos sus compañeros. “Como es lógico con los europeos, Kristaps y Kuzminskas o con Sasha Vujacic, me siento más identificado. Pero al final con todos, incluido Derrick Rose y Melo quieren ayudarme muchísimo, como Joakim Noah, y el resto forman un gran vestuario que vamos hacer bien las cosas este año“, declaró a EFE.

No obstante, el interior español cuenta con un gran apoyo en su amigo Porzingis, con quien compartió equipo en Sevilla. “Me está ayudando en todo y a veces creo que debe pensar que soy un poco pesado porque le pregunto cada cosa que vamos a hacer“, confiesa. “Me dice que tengo mucha suerte, él no sabía nada y ahora yo me beneficio, pero bueno estamos todos los días juntos, somos casi como hermanos y muy felices de estar juntos“, agregó Hernangómez.

Aunque Willy no está en los Knicks solo para pasarlo bien y asegura tener un “objetivo a largo plazo” que comienza ahora: “Estoy centrado en trabajar duro, aprender, mejorar físicamente y técnicamente“. Lo que espera más adelante “es llegar a mitad teniendo minutos y ayudar al equipo“, señaló.