No pudo estar en la ceremonia del anillo por haber abandonado la disciplina de los Cavaliers para enrolarse en los Lakers. Si algo son los responsables de la franquicia de Ohio es detallistas, y quisieron condecorar ante todos los aficionados al pívot ruso con su anillo de campeón. Era un tipo querido en el vestuario, sólo hay que ver cómo le rodearon sus excompañeros…